El origen del CBD

Autor

CBD KONG

Fecha

May 16, 2023

Compartir

El origen del CBD

El cannabis es una planta que ha acompañado a la humanidad desde hace miles de años, tanto por sus usos industriales, alimenticios, religiosos y medicinales. En este artículo, vamos a repasar brevemente la historia del uso del cannabis con fines medicinales, desde la antigüedad hasta la actualidad. El cannabis se originó en Asia Central, donde se han encontrado evidencias de su cultivo y consumo desde el 10.000 a.C. Los primeros registros escritos de su uso medicinal se remontan al 2900 a.C. en China, donde se empleaba para tratar diversas dolencias como el dolor, la inflamación, la malaria, el reumatismo, la gota y la histeria. Otras civilizaciones antiguas, como la egipcia, la india, la griega y la romana, también conocían las propiedades terapéuticas del cannabis y lo utilizaban para aliviar síntomas como el insomnio, las convulsiones, los espasmos, las hemorragias y las enfermedades de la piel. El cannabis llegó a Europa en el siglo XVIII, de la mano de los médicos y botánicos que lo trajeron de sus viajes por Oriente. Pronto se convirtió en un remedio popular para tratar diversas afecciones, como la tos, el asma, la depresión, la migraña y el cólera. Durante el siglo XIX, el cannabis era uno de los ingredientes más usados en la farmacopea europea y americana, y se prescribía para aliviar el dolor menstrual, la ansiedad, el tétanos, el alcoholismo y la adicción al opio. Sin embargo, a principios del siglo XX, el cannabis empezó a ser visto como una sustancia peligrosa y adictiva, y su uso recreativo se asoció con el crimen y la marginalidad. Su producción, comercio y consumo fueron prohibidos en la mayoría de los países, y su uso medicinal quedó relegado al olvido. Solo algunos científicos y médicos siguieron investigando sus efectos y potenciales beneficios, pero se encontraron con muchas dificultades legales y sociales para acceder a la planta y a sus derivados. A partir de la segunda mitad del siglo XX, el interés por el cannabis medicinal resurgió, impulsado por el movimiento contracultural y por los avances en el conocimiento de la planta y de sus componentes activos. En 1964, se identificó el THC como el principal responsable de los efectos psicoactivos del cannabis, y en las décadas siguientes se descubrieron otros cannabinoides, como el CBD, el CBN, el CBG y el CBC, así como el sistema endocannabinoide, que regula diversas funciones fisiológicas y psicológicas en el organismo humano. Gracias a la investigación científica, se ha demostrado que el cannabis tiene múltiples aplicaciones medicinales, como el alivio del dolor crónico, las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia, la espasticidad muscular en la esclerosis múltiple, la epilepsia refractaria, el glaucoma, el VIH/SIDA, la enfermedad de Alzheimer, el Parkinson, la artritis, el estrés postraumático, la anorexia y la bulimia, entre otras. Además, se ha comprobado que el cannabis tiene un perfil de seguridad favorable, con pocos efectos secundarios y un bajo potencial de abuso y dependencia. En la actualidad, el cannabis medicinal es legal en más de 30 países, y cada vez más pacientes y profesionales de la salud lo utilizan como una opción terapéutica complementaria o alternativa a los tratamientos convencionales. Sin embargo, todavía existen muchos obstáculos legales, sociales y científicos que dificultan el acceso y el uso adecuado del cannabis medicinal. Por ello, se requiere una mayor regulación, educación e investigación sobre esta planta milenaria, que tiene mucho que ofrecer a la medicina y a la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

productos pensados en todos nuestros atletas

Entradas relacionadas

Nuevos

Productos

0
Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?